25 de novembre de 2011

Charla sobre la Comunicación No Verbal. El próximo miércoles, día 30 de noviembre, a las 11.15h.

La importancia de la Comunicación No Verbal

No es sólo lo que decimos, sino cómo lo decimos. Pero, por encima de eso, es lo que estamos transmitiendo, consciente o inconscientemente, a nuestros interlocutores.
Sobre estos temas nos hablará el miércoles Pep Rubio, Experto en Microexpresiones por el Instituto Paul Ekman de Los Ángeles. Paul Ekman, pionero en el campo de la transmisión de emociones a través de las expresiones, es el personaje real en quien está basada la serie de televisión "Miénteme" (Lie to Me).
Durante una hora, de manera dinámica, haremos un viaje por los principales pilares que fundamentan la comunicación no verbal, tratando de sacarle punta a ciertos aspectos con el objetivo de aprender a leernos a nosotros mismos de cara a potenciar aún más nuestro mensaje en cualquier ámbito.

Pep Rubio, del Observatorio de Inserción Laboral de la UA , estará en el aula habitual este miércoles, 30 de noviembre, a las 11.15h. No os lo podéis perder!

16 de novembre de 2011

Las Competencias personales

Con una simple diferenciación apuntamos que las competencias organizacionales describen básicamente las áreas de actuación dentro de una organización y no deben confundirse con las competencias personales, relacionadas con el aprendizaje.

Estas competencias personales se refieren al conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que posee una persona para desarrollar con normalidad las diferentes tareas a las que tiene que enfrentarse.

A lo largo de nuestra vida adquirimos nuestros conocimientos a través de dos grandes procesos: laeducación y la experiencia. Educación que puede ser formal o informal, sin prejuicio la una de la otra y complementarias, y que nos adaptan además a una serie de competencias culturales fruto de la historia y características de un país o una región geográfica.

La experiencia, en cambio, es mucho más amplia en principio y además de conocimientos nos aporta actitudes y habilidades. El mismo hecho de aprender en sí es una experiencia más allá del contenido, que aporta conocimiento.

Pero lejos de ahogarnos en un mar de términos discutibles en función de quién sea el que firma el artículo, un hecho universalmente reconocido es que las competencias personales marcan la diferencia fundamental entre tipos de personas, y en este campo destacamos dos tipos de competencias.

Las Competencias ordinarias vendrían a ser aquellas que permiten al individuo llevar a cabo los procesos ordinarios que rigen su vida, por un lado, y los procesos que acompañan su labor profesional, por otro. En es punto aparece la adecuación de cada perfil a un puesto de trabajo, dado que, cada vez más, las competencias personales marcan la gran diferencia entre candidatos más allá de sus titulaciones.

En otro lado señalamos las Competencias extraordinarias, en cuyo concepto encontramos la misma definición, puesto que dan la llave para actuar frente situaciones que superan el ámbito de la cotidianeidad persona y profesional. Estas competencias no tienden tanto a permanecer en estado latente hasta que se hace necesario su uso, como que mezclan diferentes habilidades, actitudes y conocimientos adquiridos que, hasta ese momento, no nos habíamos planteado aplicar en su conjunto.

Son el tipo de competencias que emergen en situaciones de crisis y que diferencian al auténtico líder del que no lo es tanto.

Porque, sin desmerecer nunca el trabajo, liderar va más allá de saber gestionar una serie de procesos estáticos. El líder actúa y se adapta para mantener los resultados positivos de su organización.


En este caso, el auténtico líder aplica competencias extraordinarias en momentos extraordinarios.

Un ejercicio práctico

Y sencillo, puesto que en un momento podremos valorar de manera rápida si creemos estar plenamente capacitados para nuestra labor profesional. No reviste mayor complejidad que pensar un poco y, aunque es un diseño personal y simple, seguro que hay cientos de ejemplos parecidos por la red.

A continuación tenemos dos tablas con una columna de competencias personales seleccionadas en el marco de las competencias ejecutivas (metodológicas, sociales y participativas), y otra relativa al nivel de necesidad de la competencia personal en el desarrollo de nuestro trabajo. En la segunda tabla encontramos el mismo esquema para valorar nuestro propio nivel respecto dicha competencia.

Es prácticamente imposible que no tengamos presente la segunda tabla a la hora de rellenar la primera, pero aún así el ejercicio funciona con un mínimo de sinceridad por nuestra parte.


Capacidad Personal de Competencias

Indica, en una escala del 1 al 10, siendo el 1 “Poca capacidad” y el 10 “Mucha capacidad”, el nivel de capacidad que crees que tienes en cada Competencia personal.


Competencias necesarias en nuestro trabajo

Indica, en una escala del 1 al 10, siendo el 1 “Nada importante” y el 10 “Muy importante”, el nivel de importancia que crees que tiene cada Competencia personal para el desarrollo de tu trabajo.



8 de novembre de 2011

2 de novembre de 2011

Cómo pasar la criba del empleador

Artículo de El País

El primer consejo para hacer un buen currículo es que sea breve, de una página, esté actualizado y contenga una foto sonriente. "Aún muchos candidatos entregan currículos de siete folios, tanto los recién salidos de la Universidad como los mayores de 45 años que llevaban mucho tiempo trabajando en la misma empresa antes de ser despedidos. También son numerosos los que no detallan las funciones que han realizado en anteriores empleos", sostiene Fátima Cabrera, de Adecco. Es importante resaltar si se han gestionado equipos, desarrollado actividades comerciales o de atención al cliente, o trabajado en función de resultados, señala su colega María Gómez. Y, como reconocen Sixto y Luis, son muy comunes los parados que no hacen seguimiento de sus candidaturas. O quienes no adaptan su currículo al puesto de trabajo para el que compiten.

El segundo corte es la entrevista. A la que, según los empleados de Adecco, es frecuente que los candidatos lleguen tarde, no cuiden lo suficiente su imagen, no se informen sobre las empresas que ofrecen el trabajo y, sobre todo, no sepan destacar sus puntos fuertes para el contrato al que optan. Prepare el encuentro y evite la desmotivación, "no es la mejor forma de venderte", dicen. Y que suene su móvil en la entrevista.

El aspirante debe mostrar seguridad para reforzar su valía. Debe exponer sus dudas, hacer preguntas y comentarios. Pero el sueldo no debe ser la primera cuestión, aconseja la empresa de colocación Hays.

Mal final de año le espera al mercado de trabajo (entre julio y septiembre, casi 145.000 personas engrosaron las listas del paro). Y Enrique Sánchez tampoco atisba mejoras para 2012. "Mientras en España no se hagan los deberes y se ponga la generación de empleo como primera prioridad de todos los agentes sociales, será difícil que la situación mejore". Esos malos augurios los comparte Luis, un joven de 23 años que no aparece en las listas del desempleo porque, después de graduarse en Imagen y a la vista de que no hallaba colocación alguna, ha decidido seguir estudiando (cursa modelado y animación en 3D): "El futuro se ve muy mal mientras no se aborden los cambios estructurales que necesita la economía española".

"Te desesperas. Somos tantos buscando trabajo...", se queja Leonardo, empleado de hostelería que lleva parado seis meses, sin cobrar la prestación y viviendo gracias a su pareja. "Lo peor es el abuso de poder de los empresarios. Que piden mayores horarios y tareas por el mismo precio. Si antes se ofrecían 1.200 euros por ocho horas en la hostelería, hoy son 900 euros por doce horas. Y además, es difícilísimo encontrar trabajo porque todo se mueve por amiguismo", agrega.

Lee el artículo completo